Descubre las joyas escondidas del verano en Alicante: las mejores calas que te enamorarán

1. Explorando la belleza natural de las calas de Alicante

Las calas de Alicante son un verdadero tesoro de la costa mediterránea. Situadas en la provincia de Alicante, en la Comunidad Valenciana, estas pequeñas playas esconden una increíble belleza natural que merece ser explorada.

Quizás también te interese:  Descubre los 4 pueblos más encantadores de la Comunidad Valenciana: una joya en cada rincón

Con aguas cristalinas y rodeadas de acantilados rocosos, las calas de Alicante ofrecen un paisaje espectacular que invita a relajarse y disfrutar del entorno. Además, muchas de ellas son accesibles sólo a pie o en barco, lo que las convierte en destinos más exclusivos y menos concurridos que las playas principales.

Entre las calas más conocidas de Alicante se encuentra la Cala Granadella, considerada una de las más bonitas de la Costa Blanca. Con su arena dorada y sus aguas turquesas, esta cala cautiva a todos aquellos que la visitan. Otras calas destacadas incluyen la Cala Ambolo, la Cala Moraig y la Cala del Portixol, cada una con su propio encanto y características únicas.

Si eres amante de la naturaleza y disfrutas de lugares tranquilos y apartados, no puedes dejar de explorar las calas de Alicante. Ya sea para tomar el sol, practicar deportes acuáticos o simplemente disfrutar de la belleza del entorno, estas calas te brindarán una experiencia inolvidable en un entorno natural excepcional.

2. Disfruta del relax y la tranquilidad en las calas de Alicante

Alicante, ubicada en la costa este de España, es conocida por sus hermosas playas y calas. Si buscas escapar del bullicio y disfrutar de la tranquilidad, las calas de Alicante son el lugar perfecto para ti. Estas pequeñas y escondidas ensenadas ofrecen un refugio tranquilo rodeado de naturaleza, perfecto para relajarse y alejarse del ajetreo de la vida diaria.

Una de las calas más populares en Alicante es la Cala de la Granadella. Situada en la ciudad de Jávea, esta cala cuenta con aguas cristalinas y un entorno natural impresionante. Es ideal para practicar snorkel y buceo debido a su rica vida marina. Además, puedes disfrutar de un relajante picnic en la playa mientras te deleitas con las vistas panorámicas.

Si prefieres un ambiente más tranquilo y aislado, la Cala del Moraig es una excelente opción. Ubicada en Benitatxell, esta cala de guijarros se encuentra rodeada de acantilados impresionantes. Te sentirás como si estuvieras en tu propia isla privada mientras tomas el sol y escuchas el sonido relajante de las olas. Además, puedes explorar las cuevas marinas cercanas para añadir emoción a tu experiencia en la cala.

Otra opción para disfrutar del relax y la tranquilidad en Alicante es la famosa Cala Finestrat. Aunque no es tan escondida como las otras dos calas mencionadas, aún conserva su encanto y tranquilidad. Con su pequeño tamaño y aguas tranquilas, esta cala es perfecta para disfrutar de un día de descanso total. Puedes alquilar una tumbona, tomar un refrescante cóctel y disfrutar del sol mediterráneo sin distracciones.

Recuerda llevar contigo estos elementos esenciales para disfrutar de las calas de Alicante:

  • Protector solar de amplio espectro para proteger tu piel del sol.
  • Toalla de playa para relajarte cómodamente en la arena.
  • Máscara y tubo de snorkel para explorar el fascinante mundo submarino.
  • Bocadillos y agua para mantener la energía durante tu día en la cala.
  • Una buena lectura para disfrutar mientras te relajas bajo el sol.

Recuerda que estas calas son espacios naturales protegidos, por lo que es importante respetarlas y mantener limpio el entorno. Disfruta del relax y la tranquilidad que ofrecen las calas de Alicante y déjate llevar por la belleza del mar y la naturaleza.

3. Calas de Alicante: un paraíso para los amantes del snorkel y el buceo

Alicante, situada en la hermosa costa este de España, es un destino perfecto para los amantes del snorkel y el buceo. Sus impresionantes calas ofrecen aguas cristalinas y una vida marina variada, lo que convierte a Alicante en un auténtico paraíso submarino.

En la Costa Blanca, podrás encontrar algunas de las calas más espectaculares de Alicante, como la Cala Granadella, la Cala Moraig y la Cala Ambolo. Estas calas, rodeadas de acantilados y vegetación mediterránea, ofrecen un entorno natural único para explorar bajo el agua.

Quizás también te interese:  Descubre la historia fascinante detrás de la Cruz de Benidorm: Un ícono turístico con encanto mediterráneo

Con un equipo adecuado de snorkel o buceo, podrás descubrir la belleza oculta de las calas de Alicante. Podrás nadar entre bancos de peces de colores, admirar los fondos marinos repletos de algas y corales, e incluso tener la suerte de encontrarte con tortugas marinas u otros animales marinos.

Si eres un amante de la aventura submarina, Alicante es el lugar perfecto para practicar snorkel y buceo. Explora las calas de esta región y déjate cautivar por la riqueza y diversidad de su vida marina. ¡No te arrepentirás!

Quizás también te interese: 

4. Las mejores actividades acuáticas en las calas de Alicante

1. Snorkel y buceo

Una de las mejores formas de explorar la belleza submarina de las calas de Alicante es practicar snorkel y buceo. Con aguas cristalinas y una rica biodiversidad marina, esta región es conocida por ofrecer excelentes oportunidades para descubrir arrecifes de coral, cuevas submarinas y una gran variedad de especies marinas.

Ya sea que seas un principiante o un buceador experimentado, hay opciones para todos los niveles. Puedes unirte a excursiones guiadas con instructores certificados que te llevarán a los mejores puntos de buceo, o simplemente alquila el equipo necesario y explora por tu cuenta.

2. Paddle surf

Otra actividad popular en las calas de Alicante es el paddle surf. Esta actividad combina el ejercicio físico con la relajación y te permite explorar la costa mientras estás de pie sobre una tabla de surf y remando con una pala.

Las aguas tranquilas y las hermosas calas hacen de Alicante un lugar ideal para practicar paddle surf. Puedes alquilar una tabla y tomar una clase para principiantes si nunca lo has hecho antes, o si ya tienes experiencia, simplemente disfrutar de un paseo relajante por las aguas turquesas de las calas.

3. Kayak

El kayak es otra actividad acuática popular en las calas de Alicante. Alquilar un kayak te permite explorar las calas de manera independiente y llegar a lugares a los que no se puede acceder fácilmente desde la costa.

Rema a lo largo de la costa, admira los paisajes impresionantes y detente en las calas más hermosas para disfrutar de un baño en aguas tranquilas. El kayak es una forma divertida y activa de disfrutar de la naturaleza y descubrir rincones escondidos de Alicante.

5. Descubriendo el encanto histórico de las calas de Alicante

Alicante es conocida por sus hermosas playas de arena, pero pocos saben que esta ciudad también alberga un tesoro histórico: sus calas. Estas pequeñas ensenadas ofrecen mucho más que solo paisajes impresionantes, ya que también tienen una rica historia que vale la pena descubrir.

Una de las calas más famosas en Alicante es la Cala del Moraig. Ubicada en la localidad de Benitachell, esta cala es conocida por sus impresionantes acantilados y su agua cristalina. Además de su belleza natural, la Cala del Moraig también alberga una cueva subacuática que ha sido explorada por buceadores expertos en busca de tesoros y restos arqueológicos.

Otra cala histórica en Alicante es la Cala Sardinera, situada en Jávea. Esta pequeña ensenada tiene una historia fascinante que se remonta a la época romana, cuando se utilizaba como puerto natural para el comercio marítimo. A lo largo de los años, la Cala Sardinera ha sido testigo de numerosos eventos históricos y ha visto pasar muchas civilizaciones. Hoy en día, los visitantes pueden disfrutar de sus aguas tranquilas y su entorno pintoresco mientras exploran su legado histórico.

La Cala Granadella es otra joya histórica en la provincia de Alicante. Ubicada en la localidad de Xàbia, esta cala destaca por sus aguas cristalinas y su arena dorada. Sin embargo, lo que la hace especialmente interesante es su historia ligada a la antigua civilización ibérica. Se cree que la Cala Granadella fue un importante asentamiento ibérico y que sus aguas fueron utilizadas como ruta comercial durante siglos. Hoy en día, los visitantes pueden disfrutar de su belleza natural y explorar los vestigios de su pasado histórico.

Deja un comentario